Portada
Universidad de Burgos
Universidad de Leon
Universidad de Salamanca
Universidad de Valladolid
         
Stecyl comunicados
Prensa
Ayudas y becas
Informas
Escuela hoy
Multimedia
Documentos
Legislacion estatal
Legislacion CyL
Normativa Universidad de Burgos
Normativa Universidad de León
Normativa Universidad de Salamanca
Normativa Universidad de Valladolid
Elecciones sindicales
 
 
Portada del sitio > STECyL Universidad comunicados > Un acuerdo por el empleo que olvida a la Universidad Pública
 
Un acuerdo por el empleo que olvida a la Universidad Pública
Martes 16 de mayo de 2017

El pacto firmado por algunos sindicaos clásicos y el ministro Montoro, con el que dicen se pretende arbitrar una oferta pública de empleo extraordinaria en los tres próximos años, deja más sombras que certezas, y una difícil explicación para Stecyl al haber dejado fuera a todo el personal universitario obviando su condición de empleados públicos.

-* Es deseable que durante el trámite de enmiendas a los PGE se recojan las propuestas hechas por diferentes fuerzas políticas en el Congreso. En especial con el artículo 19 Dos, cuya redacción ha despertado una gran inquietud entre el personal interino de las Administraciones, añadiendo más motivos de preocupación y alarma pues incluye la limitación de la duración de contratos o nombramientos del personal temporal e interino a tres años, y se incluya al personal universitario.

  • Por ejemplo, estos días conocemos por la prensa que las universidades podrán dar luz verde al paso de contratado doctor a titular sin consumir tasa de reposición. Y con agrado recibimos desde Stecyl Universidad este paso que dará el Gobierno, según el Secretado de Estado, para conseguir progresivamente reducir la temporalidad y la inestabilidad laboral del profesorado universitario (http://www.stecyluniversidad.es/spip.php?article1105) . El pasado 29 de marzo el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, llegó al “Acuerdo para la Mejora del Empleo Público” referido con las organizaciones sindicales CCOO, UGT y CSI-F: http://www.stes.es/: aquí se puede seguir la valoración deSTEs/STECyL-i sobre el Pacto en su conjunto por la “Mejora” donde lo hemos criticado al considerarlo «insuficiente» por despreciar los servicios generales y suponer que se continuará «destruyendo empleo».

En sus tres apartados, “Oferta de Empleo Público” (con tasas de reposición del 100% en los sectores considerados como prioritarios, y del 50% para el resto); “Reducción del Empleo Temporal” (con la convocatoria de ofertas de empleo en aquellas plazas que lleven al menos tres años cubiertas por personal temporal); y “Constitución de Grupos de Trabajo en materia de empleo público”, la ausencia de la Universidad Pública es clamorosa. Solo en este último apartado, en su página 5 y última, se incluye una vez el término “Universidad” para un futuro grupo de trabajo pero al margen de la OEP y la reducción de la temporalidad. Y para “más inri”, solo se hace referencia al personal docente, y el PAS no lo es, relegando aún más al olvido a este importante sector, mientras que en sanidad, por ejemplo, el acuerdo abarcaría desde los médicos hasta los celadores, a todas y a todos.

¿Más empleo, menos temporalidad, sin contar con un sector estratégico como la Enseñanza Superior? Un sector estratégico que puede responder con garantías de éxito a las nuevas expectativas y demandas que la sociedad actual nos reclama, que cualquier pacto debería ponerlo en valor, pero con el que el ministro y estos sindicatos parecen haber mirado para otro lado. Una Universidad para una sociedad y una economía más competitivas y dinámicas basadas en el conocimiento, generadoras y transmisoras del mismo, capaz de intentar el crecimiento económico, consolidar una formación del siglo XXI y crear un mayor número de puestos de trabajo de mayor calidad y una mayor cohesión social.

Así planteado, sin duda para nosotros es un mal acuerdo por su miopía, pero también en lo concreto pues si se pretende reducir el porcentaje del empleo interino en este país a un máximo del 8 %, esto resulta manifiestamente insuficiente en un sector como el universitario que alcanza cotas del 40% en el PDI y del 13% en el PAS dejándoles sorpresivamente fuera al no reconocer esta temporalidad alarmante, que a juicio de las cuentas del Gobierno sería tan solo de 4% (¡¡!!),y empuja al mismo a apuntalar la precarización e inestabilidad de las condiciones laborales de su personal y seguir poniendo en quiebra el potencial transformador de las enseñanzas superiores.

Recordemos que si el envejecimiento es un problema entre el profesorado de las universidades, no lo es menos la incertidumbre e indefinición de los contratos. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del curso 2015-2016, casi la mitad del personal docente de las universidades de Castilla y León tiene un contrato temporal. Además, esta temporalidad afecta más a los hombres que a las mujeres, si bien en el cuerpo de funcionarios son mayoría los varones.

Así, el 43,9 por ciento del personal docente e investigador de las universidades de Castilla y León tienen contratos no fijos, al representar 3.367 los docentes que tienen un contrato de duración determinada de los 7.670 que había en plantilla en las universidades de la Comunidad Autónoma, en el curso 2015-2016, como puede seguirse en las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Educación.

Los números anteriores muestran los efectos que la política de reducción de plantillas vinculada a la tasa de reposición ha provocado en las universidades de Castilla y León: según datos del propio Ministerio en la Comunidad había 9.218 efectivos en las Universidades en enero de 2009 y 8.336 en enero de 2016, lo que supone un descenso de casi el 10 por ciento de la plantilla: hemos publicado todos los datos de nuestra Comunidad en http://www.stecyluniversidad.es/spip.php?article1093.
De esta manera, la figura del Profesor Asociado ha sido la utilizada para atender necesidades docentes permanentes, de manera que cada vez que se generaba una vacante se contrataba para sustituir la docencia de un profesor permanente a los asociados que hagan falta, que además son menos costosos.

Y en una situación parecida se ha gestionado el Personal de Administración y Servicios haciendo uso reiterado de las llamadas bolsas de empleo: en las universidades de Castilla y León había en el curso de estudio 3.527 trabajadores del cuerpo PAS, donde el número de mujeres supera las 2.100 y el de hombres se sitúa en los 1.427, según la misma fuente de Educación.

Es por ello que desde STE-i vemos con escepticismo el acuerdo firmado y exigimos que los Presupuestos para el 2017 en la tramitación parlamentaria de la OPE lo corrija e incorporen a las Universidades pues su personal docente y administrativo y de servicios ha sido excluido.“Enmendar la plana” que diría el común, señores firmantes. Para lo cual el Gobierno y nuestra Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León deberían echar mano del Real Decreto-ley 6/2017, de 31 de marzo, para sortear los límites de la tasa de reposición, que año tras año aún con el 100% solo ha aplazado el problema de inestabilidad laboral, y romper al mismo tiempo los techos de gasto impuestos a los equipos rectorales.

Venimos alertando así de que se siga sin actualizar el coste del crecimiento vegetativo con una escasa asignación del capítulo de personal, denunciando el que desaparezca la tasa de reposición porque la falta de relevo generacional es alarmante, lo que está conduciendo, ya hoy de hecho con un envejecimiento claro, a una precarización y temporalidad de las plantillas y un tapón para la consolidación y promoción de las carreras académicas.

  • Desde STECyL Universidad consideramos imprescindible:

• Que la Promoción Interna de Contratado Doctor a Titular de Universidad no esté dentro de la tasa de reposición; su condición de promoción interna contemplada en el documento es indiscutible.

• Que se puedan ofertar plazas de Contratado Doctor para aquellos Ayudantes Doctores acreditados y no vean frustrada su vida académica y laboral.

• Que se resuelva el limbo de la temporalidad en los contratos no permanentes o interinos (TU, CD, AD, PRAS…) y PAS eventuales pues alcanzan cuotas próximas al 40% y al 13% respectivamente: se pueden repasar las cifras en http://www.stecyluniversidad.es/spip.php?article1093

• Que se puedan convocar todas las plazas en las Ofertas de Empleo Público de las universidades más allá de la reposición con planes claros de estabilidad y promoción para todas aquellas vacantes reales o presupuestadas, sin poner en riesgo este vasto patrimonio de nuestras universidades.

• Que se consideren a los colectivos PAS y de investigadores, en sus diversas variantes, dentro de dicha OEP del 2017.

Esperemos que no se malogre esta oportunidad histórica y se alcance la estabilidad del sistema universitario a través de la consolidación del empleo que ahora es precario e inseguro. Devuelva así a la Universidad al contexto económico y político previos a la crisis, a haber sido teñidos estos con drásticas medidas de recortes económicos y de derechos sociales y educativos, y con ello poder ayudar a que los empleados y las empleadas de la Universidad, en primer lugar, y el alumnado y la sociedad en su conjunto, no toleren que se destruya la Universidad Pública, o que se despilfarre todo su valor y potencial de creación y transferencia de conocimiento, investigación y proyección de futuro.

Mayo de 2017

1 Mensaje

Aportación - 22 de mayo 12:34

Desafíos y retos de la universidad en el siglo XXI

Juan Manuel Pérez Pérez Presidente del Comité Científico y Patrono de la Fundación Villaboa-Sierra

“Estamos en la frontera de un nuevo tiempo (la «era digital») condicionado por nuevos paradigmas sociales, económicos, y tecnológicos que precisan universidades capacitadas para responder a los nuevos retos”: http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/desafios-retos-universidad-siglo-xxi_1162195.html


 
Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
 
 
 
 
 
 

Sitio desarrollado con SPIP | | Mapa del sitio |  RSS 2.0